Vacaciones Utiles y consejos a tener en cuenta.

Comparte esta Publicación
Facebook Twitter Email


Cuando terminan las clases, la etapa escolar y comienza una nueva temporada… las ansiadas vacaciones, días enteros libres de la presión académica, horarios de hierro y tareas que menguaban el escaso tiempo libre. Para los niños es el clásico pensamiento, pero para los padres debe ser una nueva misión en la formación de sus hijos, ¿Cómo hacer para que no se desperdicie todo ese tiempo libre?

La señora Delia Jaldín, PSICOPEDAGOGA nos dice:

“Los niños esperan la temporada de vacaciones y como los adultos las necesitan para despejarse de las tareas rutinarias que han tenido durante el año escolar y tener nuevas experiencias. Por otro lado existe la preocupación de los padres sobre qué hacer con sus hijos mientras la mayoría de ellos trabajan. Se teme que esta época del año se convierte en un momento de caos, difícil de manejar, ya que dejaran de estar ocupados”.

La Sra. Delia Jaldín da alternativas para superar este pequeño problema: “. El niño debe tener un horario normal en el que pueda hacer actividades extraescolares y dedicar el tiempo restante para otras actividades libres”. Considera que los padres deben tener en cuenta que los niños no pueden tener todo el tiempo libre y desorganizado, sino que debe encontrar un lugar donde pueden participar en deportes, pintura, danza, arte, etc., “Porque los niños están en una etapa donde tienen necesidad de establecer hábitos, estableciendo horarios, normas y límites dentro de su tiempo libre y sus actividades programadas. Éstas son importantes durante las vacaciones, porque de esa manera el niño no perderá la costumbre y la rutina de hacer cosas productivas. ”

Al considerar las actividades que el niño debe realizar, además de otras áreas también deben abordar las partes afectivas y sociales, que son importantes para el niño para interactuar con los demás y aprender nuevos conceptos, lo que supondrá un gran avance integral “, subraya.

A partir de los 7 años pueden trabajar con intereses personales en relación con la actividad a la que van a dirigirse, antes de esa edad debe considerarse, aparte del intereses, otros aspectos tales como seguridad, la limpieza, la profesionalidad del personal, etc.

Así pues es el periodo idóneo para descubrir ese talento escondido que llevan dentro, ya sea en la música, la pintura, el teatro, danzas, canto, cocina, así como también, el desarrollo de habilidades complementarias como etiqueta, fotografía, oratoria, robótica, entre otros cursos, que durante el periodo escolar no tuvieron la oportunidad de experimentar.

Los chicos resisten valientemente pues saben que el premio de las vacaciones llegará, sin embargo muchos padres de familia deciden no premiarlos. Y es que muchos no saben “dónde ponerlos para que no se aburran y a su vez para que no molesten”, lo cual perjudica el derecho del niño y del adolescente a su merecido descanso.

Muchas veces los padres tienen un concepto exagerado de lo que es la “educación” de sus hijos, y consideran que hacen muy bien matriculándolos en más cursos académicos para que refuercen sus estudios y sean mejores alumnos. Esto está lejos de la verdad pues por el contrario, los chicos logran tal hastío y cansancio que en algún momento aborrecen el estudio.

Los niños y los adolescentes merecen al menos dos meses y medio para desarrollar las otras caras de su inteligencia y otros aspectos de su intelecto. Vale la pena decir que es el momento para que desarrollen el arte, la danza, los juegos en equipo, los juegos libres, los paseos, la ayuda en casa, entre otras cosas. Y me detengo en esto último de disfrutar de la experiencia de estar en casa pues los horarios escolares difícilmente se los permiten.

Cuando hables con tus hijos de sus vacaciones es importante tener esto en cuenta:

– Que no las plantees como algo necesario porque tú no sabes qué hacer con ellos.

– Que puedas respetar sus deseos y su necesidad de descanso y de ocio.

– Que las actividades que elijan no terminen volviéndose verdaderos “trabajos”,

– Que en vez de ser motivo de alegría y crecimiento serán “más quehaceres que cumplir”.

Existen muchos conceptos sobre lo que las vacaciones deberían ser, pero hay un punto en el que debemos tener énfasis y es que “es un momento de descanso de los deberes del año”, así que si conversas con tu hijo sobre sus intereses y gustos podrás elegir qué actividad productiva pueda funcionar mejor con su actitud y su personalidad.

 

 

La imagen que se muestra fue encontrada en Internet y se ha colocado como guía del tema que se está tratando tiene sus propios autores y dueños.

Fuentes: ht tp://radio.rpp.com.pe/confiden cias/ninos/?wpmp_switcher=mobile

htt p://www.idehog ar.com

Nos encanta compartir estas publicaciones, si te agrado este articulo, no olvides suscribirte a la página Aquí


Comparte esta Publicación
Facebook Twitter Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *